martes, 5 de mayo de 2009

Aquellas cuatro paredes


No se cómo llegó, pero tu nombre estaba ahí; dentro de una caja que estaba dentro de otra caja, después de mil años con tu recuerdo bien escondido para no volver a encontrar aquello que algún día sentí... y volví a sentirlo por un segundo, recordar tu olor, tu sabor, y el roce de tu piel me hacía temblar.

Todo el universo se centró en aquel momento, después de ese momento, empezaron a pasar más momentos de mi pasado por mi cabeza, así mismo las sensaciones que en mí vivían escondidas.

Y, mirando a mi alrededor, entendí que mi vida empezaba a cambiar, y que jamás volvería a ser como antes... mi habitación (que pronto dejaría de serlo) quedaba cada día que pasaba, con más sabor a mudanzas... vacía... pero seguía oliendo a mí, mi hogar, mi casa (aun), mi familia...

Mis historias, toda mi juventud, mis buenos sueños, mis pesadillas, mis caidas, lenvantadas.... todo estaba impregnado en aquellas cuatro paredes, todo mi templo hasta entonces se estaba destruyendo para empezar en otro lugar.

El irme de casa supone para mí mucho, es un punto de evolución, un cambio, un nuevo camino. Saber que nada volverá a ser igual... me llena de sentimientos, voy a echar de menos esta vida, en casa de mamá... con mamá.

Cuántas veces he pensado que quería independizarme, que estaba preparada... ¿cuántas?... y ahora que se acerca el día tan deseado, me cuesta tanto.... es un poco incongruente ¿verdad?

Por otro lado, estoy loca por empezar ese nuevo camino, nueva etapa, nuevo día... ese nuevo futuro lleno de pasos, certeros o no, pasos de aprendizaje de la vida. Tengo tanto que aprender...

Sólo deseo que vaya bien, sólo deseo la felicidad, la independencia, el amor.

Saludos

4 comentarios:

Sarg Bjornson dijo...

Felicidades por la boda :)
Habéis elegido buen día, es mi cumpleaños jejeje

Malvi dijo...

GRACIAS!!! FELICDADES A TÍ TAMBIÉN

BESOS

Reithor dijo...

siempre es trascendental dar pasos que tienen tantos cambios. Seguro que son a mejor :)

Malvi dijo...

Pues si... lo pasos son importantes, pero no dejan de ser dificiles... No es lo mismo querer hacer algo y quedarte en ese deseo que hacerla... hay una doferencia abismal

saludos y gracias

Malvi