sábado, 19 de diciembre de 2009

"Tu propio espacio"

De nuevo me encuentro pensando. Hay que ver lo complicadas que son las parejas en general. Lo complicado y lo bonito que es, es lo que realmente las hacen necesarias, y muy muy gratificantes, al menos para mí.

Tambien es cierto que no todas las parejas son iguales. Actualmente me encuentro muy muy contenta con mi marido, pero pienso en las parejas que no lo están, o que están en trámites de divorcio... o algo así, y me da un "no sé qué" que me da rabia. Es así la vida, pero vaya.. que es muy chocante.

La semana que viene es la cena del equipo de mi marido, es un grupo de amigos con un tema común, EL BALONCESTO y hablan sin parar, las batallitas vuelan de un lado para otro, lo malo es que casi siempre son iguales, canciones del Unicaja papipopapipopipopiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii papipopapipopipopiiiiiiiii papipopapi papipopapiiiii, realmente prefiero perdérmelo, comentarios de la NBA, del supermanager.... todo en plan freaky total rozando lo cansino para las que pasamos del tema como yo, jeje por ejemplo.

Cuando mi marido me plantea la cena y que iban a aprovechar para salir de juerga para calebrar la victoria del pasado año (no es que ganen una vez al año, es que ganaron la liga) así que iban a salir los chicos solos... Me alegré mucho. Porque pienso que ese sitio es para él, y que yo prefiero hacer otras cosas mil veces más interesantes para mí.

No quiere decir que no le quiera, sino que quiero hacer otras cosas, sin más

¿Qué pasa? A lo que voy. Es muy importante tener "tu propio espacio" no digo que tooodo el espacio sea tuyo, hay que compartir, y saber dónde puedes estar a gusto y dónde no, quizás esa cena solo sea el sitio del equipo.

Además¿Por qué soportarla? ¿Por qué ir a un sitio que no me gusta, en el que no estoy a mis anchas? En honor a la verdad, he de decir que soy un poco exagerada, más o menos estoy a gusto, porque me gusta meterme con ellos, no es tan tan plasta para mí. Pero este no es mi momento.

Si siempre anduvieramos juntos mi marido y yo siempre, todo el rato... creo que nos aburriríamos el uno del otro. Aunque yo tengo mucha suerte, soy afortunada al tenerlo al lado, porque me hace reir, me comprende... y todo lo demás (qué romántico queda este "y todo lo demás" ¿verdad?), pero aunque me ha costado (mucho mucho) entenderlo, tiene su espacio y yo tengo el mio.

De esta manera también siempre tenemos nuevas historias que contarnos.


2 comentarios:

Kikas dijo...

Malvi, tranquila, cenas de amigotes, los mismos chistes desde hace 30 años, cánticos, deportivos o más procaces, nada de lo que millones de esposas no hayan sufrido. Créeme, sin malicia, efectivamente, estas reuniones de amigotes nos dan la vida y no te sientas responsable porque no te gusten.
Yo celebro 3 al año. Dos con mis compañeros del Colegio Mayor y una con mis amigos de la infancia, y nunca mi mujer quiso venir. Efectivamente es mi momento y ella tiene los suyos.
Ahora, cuando despues de unos años te comenten, independientemente de estos pequeños momentos de esparcimiento inocente, que necesitan un espacio propio, o te escuches a ti misma decir esto, enciende todas las alarmas, no estamos hablando de lo mismo

Malvi dijo...

Gracias Kikas... sé que esto es muy inocente, sé que no es que no quiera estar conmigo y sé que indudablemente este tipo de cosas... dan la vida. Una cena con las amigas, una cena con los amigos... es normal. No sé si se ha plasmado lo que quería expresar... Quería decir que estas cosas son muy buenas y necesarias para cada uno... pero también me ha costado entenderlo.

De momento tambien te digo, estoy muy tranquila

Gracias Kikas