sábado, 15 de enero de 2011

Cosas que pienso cuando no puedo dormir... Como hoy, por ejemplo

A estas horas, cuando no puedes dormir, es cuando la inspiración entra y se hace protagonista. Me he tenido que levantar de la cama a escribir algo que aun no sé de qué se trata.

Quizás sea por haberme tomado un café sólo al terminar de cenar, no sé. La verdad, porque antes nunca me había hecho efecto alguno el café sobre el sueño. Pero bueno... quizás sea la ilusión que me hace volver al trabajo el lunes... de una forma o de otra no lo sé.

He empezado a leerme un libro (a la par de un mundo sin fin... porque ese libro parece que no tiene fin). Este libro me lo ha regalado mi marido por mi cumpleaños. Se llama "El tiempo mientras tanto" ya hablaré más detenidamente de él. 

La verdad es que está muy bien narrado, tan bien que parece que la misma autora me lo está contando. Esas cosas animan a una a escribir uno también. Pero ese es otro cantar y debo perder un poco el miedo a que me lo rechacen de cualquier editorial. Pero por otro lado "quien no arriesga nada consigue"... Son cosas que una piensa mientras no puede dormir. Unas veces me da por coser y otras por leer, y cuand la hora me resulta insultamente temprana por la mañana o tardima por la noche (ahí está lo relativo y cómo lo queramos llamar) dejo de leer, coser o lo que sea e intento dormirme. En esta ocasión no puedo. Un par de cabezadas y el mismo sueño.

Es la primera vez que sueño que mi padre me dice que mi abuelo muere. ¿qué pasa? Será porque en el libro que me he empezado a leer ha ocurrido un accidente fatal en el que una de las protagonistas queda en coma. Esta protagonista está tan bien insertada en la historia que sin estar "viva" es como si lo estuviera y la autora la trata como una más. Es increíble el poder que tiene las palabras para situar a uno en un lugar u otro. Porque, de repente, la autora podría hablar de ella sin el más  mínimo sentimiento y dejarla en un segundo plano. Pues no es así.

Es la historia de personas normales como tú y como yo, que sientes cosas normales... lo increíble es que esta autora habla de esas emociones que sentimos y que nadie describe o no quiere describir.

Por ejemplo cuando habla de los sentimientos más íntimos. Cuando no es ni odio ni nada, sólo es desilusión por la vida. Muchas veces estamos enfadados y ya está. No es con nadie, sino con todo. El porqué sólo lo sabes tú... o no lo sabes aun.

También hablan de mujeres que dejan escapar su verdadero amor y pasan el resto de sus vidas deseando no haber cometido aquel error. Hay mujeres que han sido despachadas por su primer amor y eso es el comienzo de una vida decadente, llena de insatisfacción y sin ningún logro del cual sentirse orgullosa, sintiéndose en su lugar como bichos raros, solas, inquietas, aisladas y tristemente desplazadas por esa pérdida, pero... lo que no saben es que esa infelicidad quizás provenga de ellas mismas.

Pero ese no es mi caso. Muchas veces siento insatisfacción y no sé su porqué

Poco a poco veo que esa insatisfacción viene de cómo veo personalmente las cosas, y esto le puede ocurrir a mucha gente, del cómo me implico en las situaciones y la lectura a sacar de cada una. Esa insatisfacción proviene del propio desconocimiento de algo, quizás de la propia valía personal. ¿Por qué valer menos? ¿Por qué no merecer muchas de las cosas que me pasan? La respuesta está dentro.

Para encontrar esas respuestas hay muchos cursillos de autoconocimiento.

Muchos piensan en ellos como un timo, una pérdida de tiempo o que eso es sólo cosa de personas que están mal psicológicamente. Yo no pienso así, y es más pienso que es una buena inversión, de dinero si costara dinero, y de tiempo, ese tiempo siempre será bien gastado y bien invertido. Porque muchas veces no nos conocemos, muchas veces no sabemos cómo reaccionamos ante las situaciones. Y en estos talleres te obligan a parar y a reflexionar sobre tí, Tan alterado siempre tú-yo como para parar y conectar contigo mismo y saber qué es lo que te gusta y qué es lo que no. Lo que te insatisface y su porqué. Lo que te satisface y sacar tiempo para ello.

Y esque también es verdad que muchas de las cosas que me gustan no las hago, y es por pura vagancia. Pura comodidad. Es más fácil pensar en lo que me gusta hacer que hacerlo. Es más fácil comerse un postre que sentarse a hacerlo. Lo mismo con la costura con la escritura y con todo. Hay que sacar tiempo para todo.

Espero sacar jugo de este año. Espero sacar tiempo para algo que me llene, que me haga sentir orgullosa y por tanto feliz conmigo misma. No me quiero convertir en una amargada.

11 comentarios:

Kikas dijo...

Yo tambien pienso que soy normal...pero mi mujer continuamente me llama anormal...no sé...a lo mejor no me puedo sentir reflejado en el libro, jejeje
Que noooo...que no me llama anormal...que me dice que parezco bobo, jejeje

Malvi dijo...

jejjejeje ¿a tus 48 años?

;)

Kikas dijo...

Contumaz en el error, jejeje

Malvi dijo...

entonces 47

Kikas dijo...

O 26, el caso es decir números sin una base científica, jejeje

Malvi dijo...

vamos a ver. Sí hay base. En el 82 terminabas COU osea, tenías 18 añines. Lo que quiere decir que te llevas conmigo los 19 años. Si sumamos 30 y 18 dan 48. Esa es la base y me estás vacilando un poco... así que sácame ya de dudas !!! jeejejjejeje

Kikas dijo...

Claro, se nota que te mezclas con gente del montón...pero yo no soy de esos
¿Y que pasa si yo era listo listísimo (Como de hecho soy) y no tenía 18 años al hacer COU? ¿Eh? ¿Eh?
(Si la culpa es tuya por empeñarte, jejeej)

Malvi dijo...

Pues que tienes 47 años!!!! Si te lo he dicho ya!!

Willy dijo...

Tengo amigos que piensan q los libros de autoconocimiento y demás son una chorrada... A mí me gustan, me hacen ver algunas de las cosas q son importantes tenerlas en mente...

Por otro lado... nunca olvides q no dejamos nunca de conocernos... y q lo esencial es invisible a los ojos...

Abrazos mil mi querida Malvi...

Kikas dijo...

Es que contigo yo no me llevo 19 años
;-)
¿O es que pretendes acertar equivocándote dos veces?

Malvi dijo...

Luchete, :), es cierto. No paramos de conocernos y siempre habrá un día en que nos demos cuenta de algo nuevo acerca de nosotros mismos, puede que nos guste, puede que no... Pero lo importante es aprender dde ello. Siempre ir sacando lo positivo y entender que todo es pasajero... todo pasa y empiezan nuevas cosas...

A kikas.......... de 30 a 47 van 17 años... que no son 19... jejejejjejeje.