jueves, 14 de abril de 2011

El Viernes de Dolores

El Viernes de Dolores es un día especial, de chica porque era el día de las notas, que algunas veces era un disgusto, suspender dos para mí era un disgusto, hoy en día para algunos es un logro... Pero ese es otro tema.

Ahora de mayor, el Viernes de Dolores, sin notas y demás, constituye un día especial, puesto que todos los años vamos mi madre y yo a ver los tronos a su templo, desayunamos, nos tomamos una caña, vamos de un lado a otro de nuestra ciudad visitando las iglesias, una por una.

En conjunto suele ser una mañana muy divertida, porque mi sentido de la orientación es nulo y nos solemos perder por mi culpa.

Un año, recuerdo que tomé en mis manos una oración preciosa. Pero cuando terminé de leerla ponía "Ahora debes fotocopiar esta oración 50 veces e ir dejándola en iglesias. Recuerda que lo haces para tu propia protección, si no lo haces estarás exenta de ella" Mi madre puso el grito en el cielo porque no entendía por qué había tomado un papel de la mesita, que era muy curiosa... y lo sigo siendo, la verdad.

La siguiente iglesia, lo mismo... oración preciosa pero con una condición para llegar al cielo... Mi madre se escandalizó al ver que había caido en la misma piedra... y así fui cayendo una y otra vez.

Al final de la mañana, cuando ya se había olvidado de esas oraciones, se acuerda de ellas y quiere ir a fotocopiarlas... ¡oh my god! pensé yo. No seamos catetas Mamá porque no nos va a caer un rayo que nos lleve al infierno... le decía yo a mi madre. Me lo tomaba en broma y me lo tomo a broma. Ella con disgusto tuvo que conformarse. Sobretodo porque es una pérdida de dinero que es una gilipollez absoluta.

Pero por si acaso, aun me dice cuando entramos en cualquier capilla "Nena, quédate quietecita, eh?" y seguimos viendo tronos.

Confieso que me cuesta no curiosear en la mesa de la iglesia... es una tontería en toda regla, porque ¿qué podré encontrar yo en esa mesa de interesante?

Sí... La respuesta es clara, NADA... Pero está ahí... tentadora.

6 comentarios:

Kikas dijo...

Lo siento, no soy de ese club...

Malvi dijo...

Lo sé, no se puede ser de todos los clubes ¿no?

;)

dale calor dijo...

cada vez se parece la semana santa mas alas navidades o al dia de los enamorados, todos super devotos y luego la mitad mas malo que el veneno el resto del año

saludos y tienes un nuevo seguidor en google friends

Malvi dijo...

No se puede generalizar! Hay gente pa tó, como dicen por aquí.

Dale Calor... bienvenido!

un saludo

Nuncajamás dijo...

La Semana Santa con sus procesiones me envuelve de fervor y fe, bien o mal entendidos y llego a respirar hasta incienso si me apuras.

Me gusta más que la navidad, pero es verdad que poco a poco se va a convirtiendo también en un pequeño show.

Malvi dijo...

A mí me gusta mucho, pero justo hoy lo hemos hablado mi suegro y yo... Cada año la cosa se va convirtiendo más en un show, una "feria" si me apuras, que en lo que es en sí.

Y en sí es lo que tu quieras que sea. A mí personalmente me encanta la magia que envuelve la ciudad, el olor a azahar, el incienso.... Y las imágenes hay algunas que me impresionan muchísimo, por ejemplo la Servita, se emociona mucho. Es tan triste, tan desoladora... que me llega

un beso y gracias por el comentario, hace tiempo que no se de tiiii!!!

Malvi