martes, 9 de agosto de 2011

Cosas que me cuestan

Mira que son complicadas las relaciones personales... creo que las más difíciles son las relaciones entre hermanas. Es muy complicado... al menos a mí me lo parece.

Cada día mi hermana parece ser más mayor y a la vez menos mayor, más niña chica... está en una etapa horrible (adolescencia rebelde a los 26 años). Y ya mis padres no están como para aguantarla mucho más.

Ella vive fuera de casa durante el invierno, estudia en Granada y está acostumbrada a no dar explicaciones de nada (normal). Pero las cosas son diferentes cuando vives en casa de mis padres... hay normas, hay un mínimo que hay que cumplir, y para tres semanas contadas que le quedan... ¿por qué se enfrenta tanto? si eres mayor para unas cosas hay que serlo para todo.

Cierto es que lleve un montón de años con la carrera, lo que me hace sospechar que no quiere terminarla por lo que supone eso... volver al hogar familiar, a las explicaciones, al control paterno... y ella como es como es... sería insoportable. La verdad es que yo tampoco quiero que vuelva. Ella donde está bien es en Granada y los demás donde estamos bien es aquí, sin ella y sus cosas. Exige demasiado para la situación tan cómoda en la que vive. Y eso me mata.

Mi madre no está para tantas preocupaciones, mi padre envejece como todo el mundo y ya tienen los dos más problemas como para guantar tanta chalaura...

Yo, desde aquí, no puedo hacer nada...

Y todo ello me hace sentir una impotencia que me supera. Cuando lo que a mi me debería importar es mi bebé, mi familia nueva, la que estamos creando. Lo que de verdad importa es esta cosita que viene dentro de mí. Mi maternidad... debo estar bien por mi bebé... Pero me cuesta

No hay comentarios: