miércoles, 25 de junio de 2008

El fútbol...


El pasado Domingo el equipo español jugó un partido importantillo, se sorteaba entrar en semifinales... que no es la final, pero es motivo suficiente para que los nervios de miles de españoles estén a flor de piel, dejan de controlar su mundo para que ese mundo forme parte del campo que se sitúa a miles de kilometros de aqui. He podido ver con asombro una y otra vez cambios de humor en cuestión de segundos y cambios en la personalidad.
Para empezar, Dios mío de mi vida, se disfrazan de jugadores, vistiendo los colores de su equipo el español, osea, de rojo... no de amarillo... no... de rojo... ahí... y bueno, ¿eso para qué? ¿creen que así van a ganar? Hay alguno que otro que con el calor que hace se lia una bandera de España al cuello, la bufanda y se pone un gorro... no puede estar pasando calor, imposible... porque asi va a ganar España ¡JA! no tiene sentido... con lo bien que se ve la tele fresquita, además si estuvieran allí, en el ambiente. en el todo, pues mira, pero desde el salón de tu casa con peluca en cabeza... POR FAVOR........

Existen cambios de percepción de la realidad, la velocidad del sonido no existe, es infinita; esto se da cuando tienen la certeza que el televisor es igual que un telefono o estan conectados al campo con webcam, o que el sonido se propaga mas allá de las pantallas y pueden escuchar sus voces de ánimo... desde al salón de tu casa..... "corre corre.... VAMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS" aplausos, gritos de arbitro pita algo...
Cuando se ve el fútbol con más gente es más divertido, porque intercambias impresiones con los demás, incluso, si te aburres puedes distraerte simplemente escuchando y viendo las cosas que hacen aquellos a quienes les importa el partido (a mí, si puntuamos de uno a mil mi interés diría cero).

Es gracioso porque en un momento determinado se sienten jugadores y expertos en la materia, debatiendo las diferentes jugadas, incluso pueden pensar que ellos mismos lo harían mejor. "¡¡¡¡¡¡Por favor, ya que estas en medio zúmbale!!!!!!" "¡¡Pero bueno árbitro, pero mira qué falta, casi le rompe la rodilla, desde luego.... pítala!!" El lenguaje usado no es el más sosegado, al reves, muy rápido usando palabros fuera del lenguaje normal, por ejemplo, "Árbitro, pedazo de mierda, ahora te metes la mano en el culo y no pitas penalti, cabrón" y esto lo dice una persona que en la normalidad es muy tranquila, paciente, cuerda.. pero en el fútbol (en especial mundiales o copa de Europa) parece que la idea es soltar toda esa agresividad que pueden llevar dentro usando palabrotas, todas las posibles, y a gritos. Si fueran niños esa noche dormirían como lirones, la energia se derrocha antes, durante y después del partido... Porque al marcar se celebra, pero no un "bien, qué bien, me elegro, uyyy... estupendo" no no, nada de eso, es una fiesta, "¡GOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL! con la garganta hecha polvo de tanto gritar, ahra gritan con más fuerza, por la ventana del salón, por el balcón, la terraza, gente dando a las bocinas de los coches, saltos, abrazos más fuertes que los de los teletubies, es pasión... es ahí donde vemos la felicidad en su máximo exponente... y cuando pierden, agarran un mosqueo, increible... hasta el puntito, pequeño pequeño de dejar alguna lagrimita salir.

Es ahí donde te puedes preguntar ¿seré un poco rara?

Y claro, ahi estoy yo, que por un lado me da igual que haya marcado, ganado, perdido y por otro, me da susto meterme en esa historia de saltos y abrazos, porque en uno de esos achuchones salgo volando; Yo me mantengo al lado, viendo la felicidad en los demás, que la comparto, pero sin participar... podría volar.

El jueves volvemos a jugar (yo no, juega el equipo español), amigos ya están nerviosos, hacen apuestas, discuten las diversidad de jugadas, preparan sus camisetas, convencen a sus parejas, como me estan convenciendo a mí, para que me coloque una camiseta...

En fin, concluyendo, sólo es un juego, sólo es fútbol, no escuchan nuestros gritos desde nuestras casas, y no merece la pena molestarse tanto.. es sólo un juego

1 comentario:

Raúl dijo...

Definitivamente eres rara, no lo pienses, creetelo, jeje