jueves, 3 de julio de 2008

Bien... y todos contentos...







Pregúntate una cosa...¿Y tú estás contenta?...

Esto me lo pregunto yo después de ver que los demás están en, llamémosle "armonía", muchas veces me doy cuenta de que hay veces que sí y otras que no del todo... si no estás convencido de dar algo, mejor que no lo des, porque no lo haces igual..

JAJAJAJAJ, me rio, porque me cuesta cantidad...

Es complicado que todo esté en ese estupendo equilibrio que a una le gustaría, es complicado que todo esté perfecto, yo esté completamente feliz, y los demás también lo estén.

Cada uno tiene su vida, sus cosas, y es muy complicada la vida como para pretender que todo esté bien.

Muchas veces tus acciones pueden no hacer feliz a alguien, pero a tí sí te hace feliz, será complicado la primera vez, como todo, pero después no cuesta, al menos eso dicen... y hazlo.

En el fondo no es malo, lo único que lo puede hacer malo es la repercusión que pueda tener en alguien a quien quieres. Por ejemplo los padres...
Estamos casi en los treinta y aun vivimos en casa de nuestros padres (algunos) y siempre hemos sido medio buenos, bien, pues cada decisión que se sale de los planes que hasta ahora se estaban dando, repercuten en sus vidas, y de alguna forma se sienten heridos; por ejemplo al no estar SIEMPRE en casa como antaño, cuando éramos niños (exacto... cuando éramos niños... lo que indica que ya no lo somos y no lo seremos nunca) nos llaman más, nos tienen más controladillos, para que no olvides en cierto modo que aun estás en casa y ellos notar, también en cierto modo que aun estas en casa, que aun deben protegernos.


NUESTRAS DECISIONES NO SON FÁCILES, NUNCA LO FUERON... PERO SON NECESARIAS, SIEMPRE LO FUERON Y LO SERÁN.

No hay nada malo en las decisiones que se salgan de la "normalidad" de un hijo bueno, hombre.... dentro de unos límites, no puedes pretender que no les moleste a tus padres que te metas cualquier droga en el cuerpo, sí.. esta es una noticia que se sale de lo normal, pero no es buena, no es una decisión recomendable, no es viable...

Ahora, si decides salir a tomar algo después del trabajo, bañarte por la noche en la playa, desayunar a una hora que no es la normal, quedar a todas horas con tus amigos... o cualquier chalaura de las que estoy escribiendo, pues no te reprimas y hazlas, porque al fin y al cabo no estás haciendo daño a nadie.

No esperes que nadie te agradezca nada, nadie lo hará por muy bueno que seas y des y te reprimas... cuando hagas algo por tí sólo agradécetelo tú a tí mismo.


Porque...

Si tú no te cuidas... nadie lo hará.
Si tú no te mimas, nadie lo hará.
Si tú no te quieres... nadie lo hará


Así son las cosas

Saludos


La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida
(Don Quijote de la Mancha, Cervantes)

No hay comentarios: