lunes, 4 de agosto de 2008

El amor, una chispa, la pasión... la razón

Todos son coceptos totalmente diferentes.. Los cuentos no existen, y menos los de hadas; en la vida real, no hay principes encantadores, ni felicidad eterna... existen personas que se encuentran bien juntas, que se entienden, y que con el tiempo consiguen algo que es imposible entreleer en los cuentos, es decir, con el tiempo, existen personas que sin decirse una palabra, se lo dicen todo... se lo dan todo... se lo confian todo...
En los cuentos de hadas, se habla de un príncipe que ha quedado prendado de su princesa, pero no la conoce si no es "de vista".. la rozó una vez, y pudo sentir la suavidad de su vestido quedando completamente obnubilado por tanta belleza, y... francamente... ¡Ja!, siendo un roce, no apreció nada.
Para apreciar realmente algo, un tesoro, el corazón de las personas se hace desde el tiempo, la madurez, las pequeñas peleas, y las búsquedas de esa sonrisa que te deja loco... darlo todo por esa sonrisa que te vuelve loca, y que esa "princesa o príncipe" se sienta especial tan sólo por haberte sonreido, o al verte la carita de felicidad que se te queda al verla pasar, o después de darte un besito, tímido, dulce... eso es alimento... eso es lo que se consigue con el tiempo, la paciencia... y más importante, cultivando día a día esa sonrisa, sin dejar que se apague, esa cara de pavo, y dejar que cambie, cultivando la pasión con pequeñas cosas... se trata de ir llenando todos los dias de la vida... parece un cuento de hadas, quizás lo sea, quizás sea el cuento de hadas de hoy en dia... quizás sea como desear la paz en el mundo... algo imposible.. ¿o no?
La razón, la pobre, queda fuera de todo... la razón entiende de sumas, restas... nada que ver con el corazón, con el amor, no hay razón para los sentimientos y pretender darle razón a lo que una va sintieno, es una locura... y negarse al amor... es un sucidio... es negarte la complicidad, la compañía, la magia... eso... algo que no hay que perder, por lo que hay que luchar... lo más importante.
Cuando una piensa qué siente no hay más que escuchar lo que se te dice por dentro, en una fracción de segundo, tu corazón late, siente y te da la respuesta...
... Y no hay razón para sentir... pero el sentir es tu razon de vivir.. ello demuestra que estás viviendo, si no sintieras, estarías muriendo dia a dia, el amor o la chispa de tu vida... es el camino, la felicidad... la cuestión es pensar dónde se encuetra tu chispa... y no dejarla escondida... que lo sepa el mundo entero, luchar por ella (tu chispa) y conservarla... eso, antetodo, cuidarla y conservarla
Saludos

No hay comentarios: