domingo, 17 de agosto de 2008

Recuerdos del colegio (III)...y más colegio

Recuerdo que al ver a mis profesoras en la misa anteriormente comentada en otro artículo, sentí muchas cosas, muy diferentes, pero reales
Mis profesoras........ algunas eran odiosas cuando era pequeña, y cuando las vi, me dio el mismo sentimiento de repulsión otras, en cambio, me hicieron llorar, un abrazo lo dijo todo... dijo mucho más de lo que unas palabras podían decir. Me llegó un cariño, una emoción, un amor... que lloré, no podía hablar, sólo sentía aquello tan estupendo e inaudito que había dentro de mí.
De nuevo epaseando por mi historia, mi colegio... mis pies me llevaron a donde jugaba (mal pero jugaba) al elástico, al escondite, a las casitas... me acerqué al BOSQUE, todo para mí era enorme, pero al verlo no era tan grande, es como si el colegio hubiera menguado, y el bosque lo hubieran talado. Pero no... las cosas tenian las mismas dimensiones, habia cambiado yo, de mentalidad y de tamaño.
El pino olía a pino de cuando yo era chica, los olores se mantenían... me reconfortaba saber que un sitio que habia estratégico para nosotras seguía igual, un claro de cesped, donde nos sentamos una vez a estudiar matematicas, lengua o tambien para ensayar un teatro, que trataba de un telediario (fite... me acuerdo de lo que era) también nos sentábamos para ver a los niños jugar al fútbol... y justo alli, donde los niños jugaban futbol antes de entrara a la clase de tarde, jugabamos al quema... que chulo, que bien lo pasábamos


Yo pertenecía al coro de la misa, y la teniamos todos los miercoles, para nosotros era estupendo porque asi no ibamos a clase, estaba chulo. Mi madre venía alguna vez, y pensaba "ay que bien canta mi niña" :) y cantaba el coro, supongo que eso será pasión de madre. Las canciones hoy me llegan y me emocionan, soy una llorona :) además sin remedio



Los pasillos olían al típico fregado con lejía de colegio, muy desinfectado, y un olor de fondo a goma, los dibujos de los niños en los cochos en el pasillo... uff, esque que te colgara la seño un dibujo en el corcho era un honor, lo máximo, pero a mi no me llegaron a colgar ninguno... :\ no me importó demasiado,creo... eso era en tercero de EGB, lo que sí que parcó en mi vida fue cuando me dieron licencia para escribir con boli... fue muy celebrado por mí, además me acuerdo que ese dia nos enseñaron a dividir, mi padre se reia por mi ilusion con el boli, ademas sólo nos dejaban escribir con el boli que se borraba, el replay... lo usé varios años, hasta que encontré una maravilla de la corrección y la distracción... el tipex de brochilla... buen invento para la distracción y el guarreo de la libreta, toda la libreta llena de pegotes...
Ya en segundo de BUP ya escribia con boli con total libertad. Ya no tenía zonas restringidas, ya no jugaba a la comba, ya me sentaba al sola mirar a los niños, hablaba con mis amigas, nos pasabamos notitas por debajo de la mesa... era todo tan bonito... y te pasaba algo y era lo peor... qué sabría yo en aquel entonces de lo que era lo peor...
Son muchas cosas... cosas bonitas, mas bonitas menos bonitas, pero forman parte de una vida, de mi vida... mi niñez, mi juventud y lo que me queda por vivir como mujer, como persona adulta.
En esta etapa, hay gente diferente, diferentes escenarios, diferente forma de pensar y hasta el colegio esta diferente...
La vida va para delante, siempre en mismo sentido y no hay marcha atras... la vida es un regalo.
El pasado ya fue, el futuro es una ilusión y el presente... el presente es un regalo y hay que disfrutarlo para que tus dias estén llenos de buenos momentos que te hagan sonreir.




Me faltan muchas cosas por escribir del colegio, tengo mucho que recordar, hay algunos recuerdos que mejor no volver a revivir, ¿no creeis?, las primeras decepciones, los primeros miedos, el primer y único tirón de pelo, es un rollo volver a recordar esas cosas.
De esto se saca que para que los momentos felices sean tan felices, un poco necesarios son los malos momentos, así se valora más ese rayo de luz, si todo fuera luz... no la apreciaríamos. Esto es aplicable en muchos ámbitos. Y cierto es, que lo malo po muy bien que venga, no deja de ser malo, de doler... pero pasa, como el tiempo, lo que hoy nos parece el fin del mundo, mañana nos parece una historia chistosa que contar en tu blog, ¿a que si?




Prometo escribir más cosas de mi juventud, niñez... un poco mas de todo




Saludos

No hay comentarios: