sábado, 27 de septiembre de 2008

Cazorla


Estos días pasados me he ido de vacaciones a Cazorla, sencillamente una experiencia, MARAVILLOSA.

Ha sido una escapada de la rutina, una búsqueda de lo real para encarar a lo imaginario y ponerle fin. Puedo decir que he encontrado lo que buscaba ahora, tranquilidad, espero que se quede conmigo un tiempo y no huya no más empezar el estrés del trabajo... eso está en mi cabeza ¿verdad?

El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede.

Ahora todo encaja, es como una masa grande grande desordenada, sin sentido, a la deriva... que de pronto se para, se ordena, y tiene sentido. Estas cosas las consigue el parar, escucharse y hablar. Con la mejor compañía que haya en nuestra vida, alguien que te dé sentido, alguien que te conozca, te comprenda y te haga sentir que no es tan grave, que te dé la tranquilidad que quizas no tengas... en mi caso es mi mejor amigo y mejor compañero, mi novio...

El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es.

Y eso es lo que él hace conmigo... me hace ver quién soy y lucha porque se me quede grabado en la cabeza... Él sabe bien todo de mí, sabe qué pienso incluso sin hablar...


Recomiendo a cada uno de ustedes, lectores, una escapada y perderse alguna vez, encontrarse y volver a empezar desde cero; buscar una nueva oportunidad... para crecer porque, aunque estés bien, siempre puedes estar mejor.

Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existencia no admite representantes.

En mi experiencia, ahora sé dónde está la raíz de mis problemas y creo que empiezo el camino para superarme y solucionarlo, con el único fin de sentirme feliz y tranquila, serena conmigo misma.

Eso sí, tengo mucho que aprender y caminar... porque si busco la felicidad... como dice Bucay;

La felicidad es la certeza de no sentirse perdido

2 comentarios:

Prometeo dijo...

Muchas gracias malvi por haberme enseñado estas cosas tan importantes para la vida. La sabiduría se vive mejor cuando la ves plasmada en los sentimientos y palabras de una persona de carne y hueso.

Recorro tu blog al revés, o sea desde lo último a lo primero. Y me lo paso bien. A Cazorla iba a ir este verano pero al final no fui.

Sigue así.

Malvi dijo...

Te recomiendo que vayas... yo voy a volver a ir, lo prometo y hay que ser consecuente con lo que uno promete... asi que .... Cazorla te conecta de alguna forma con el ser... contigo mismo, es un "chute" de energía positiva que te llena... el campo y la naturaleza... son indispensables en mi vida...

gracias