viernes, 17 de octubre de 2008

Mi abuelo "El Abuelo Paco"

Esto empieza como una de estas redacciones que te mandan en el colegio, jajajja,



"Mi abuelo; mi abuelo es bueno..."



Pero, yo soy adulta, y mi abuelo me da razones muy directas para que yo lo admire. Es indudable que todos admiramos a nuestros abuelos, pero vaya... yo admiro al mio, y ya está... jajaja



El "Abuelo Paco" ha sido y es una gran personalidad aquí en mi barriada, pues ha trabajado como maestro y ha enseñado mil cosas a los niños de entonces, que hoy son hombres...



Pero no siempre ha sido maestro, antes de ello fue niño, hijo, hermano, novio, amante... me cuesta horrores imaginar a mi abuelo de niño, porque como para mí siempre ha sido mi abuelo, siempre ha sido mayor... pues me cuesta y lo imagino como en las fotos, en blanco y negro, como si antaño no hubieran existido los colores.



¿A qué viene que yo escriba ahora de mi abuelo?



Mi abuelo, ha escrito sus memorias, y nos lo ha regalado... con ello nos da un tesoro... aunque el tesoro real es que está con nosotros. Es un abuelo maravilloso.

Recuerdo que, cuando yo era joven, mi abuelo venía a mi casa a explicarme historia, siempre acabábamos hablando de cuando la guerra, lo que él vivió, sus juegos de niño... mil cosas y algún que otro día, le hemos animado a que escribiera su historia, que es muy interesante, y más aun si lo queremos mucho.

Así lo ha hecho, ya tengo el libro-tesoro en mis manos y ya me lo he devorado...

Está lleno de fórmulas mágicas para ser feliz.

Con qué poco contaban en el día a día y lo bien que estaban, supliendo las necesidades básicas, con qué ilusión vivió, incluso después de que mi abuela se fuera...

Qué enamorado está de su familia, que agradecido a Dios por todo, qué romántico con mi abuela...


Mi barriada ha cambiado mucho, antes segura, llena de plenitud, llena de maravilla, huertas, niños en las calles, agua, muchas especies de pescados en nuestras playas, era riquísima... y ahora es todo lo contrario, no es segura, ni está la playa llena de especies de pescados... y por no hablar de las construcciones y los chiquillos en las calles... ¡nada que ver! ahora hay niñatos que lanzan mandarinas empeñándose en arruinar sus vidas, y la de algún alma perdida que pasee por la calle.


Los juegos infantiles, antes, eran maravillosos, eran eso...... de niños (muy importante esto), y hay juegos que han perdurado en los niños de verdad ¿quién no ha jugado a una guerrita de piedras? ¿quien no ha jugado al escondite?... ¿a la comba? ¿al pilla-pilla?...

Cuánto ha cambido la sociedad! algunas para bien, pero otras... estamos perdiendo valores de la vida cotidiana... Qué lástima

Saludos

No hay comentarios: