martes, 3 de febrero de 2009

La luna (Parte II)

Sólo me queda hacer una cosa. Podría hablar con una paloma que con ,sus alas, vuele y me la traiga en el pico, no creo que le pese demasiado, desde aquí se ve pequeña... ¡ups!, acabo de caer, la paloma no entiende mi idioma, ni lo habla.


- ¡Danieeeeeeeel! ¡A la cama! que ya es tarde, anda... ven antes y dame un beso muy muy fuerte- Me dice mi madre con mucho cariño, sin embargo yo sigo pensando en la luna... tiene que haber alguna forma... Mañana iré a Papá.. seguro que sabe algo.


- ¡Voooooy! no tengo sueño, Mamá, he de solucionar algo de suma importancia.


Mi madre, sonrie, me mira, y me guiña el ojo... luego me pregunta qué es lo que me pasa, sonriendo claro.. con esa cara no le puedo contar nada, de momento.... ¡uuuufff! no sé qué hacer!! ¿se lo digo? ¿no se lo digo?... es Mamá, aunque de momento... no le voy a decir nada, cuando tenga un plan se lo diré para que me ayude.


- Pues no te lo puedo contar... porque es de suma importancia y de sumo secreto profesional, lo siento Mamá, imposible.


JAJAJAJA, ¡qué bien! me parece que se lo ha creido, un seguno Mamá me está llamando otra vez.


- ¡Danieeeeeel! ¡ven, por favor!


¿se me habrá olvidado algo tirado pr el suelo? ¿los libros?, la mochi para el colegio está preparada... ¿qué querrá?


- Dime Mamá


- Dani... ¿dónde te has dejado mi besito?


¡Aaaaaaaaay! mi madre... qué buena es... si supiera que está (como yo) en la luna.


Continuará...

2 comentarios:

Dama Blanca dijo...

Es un relato muy bonito, y con algún punto gracioso. El niño me ha recordado muchísimo a mi hermano pequeño :P

¡Un saludo!

Jara dijo...

me va gustando, pero quiero más q se me hace todo muy cortito...