jueves, 5 de febrero de 2009

La Luna (Parte V)


Al mirarse a los ojos Abuelo y Abuela, mi Abuela hace un gesto de afirmación, y mi abuelo me dice;


- Dani, come, luego te vamos a contar una cosa...

Al levantarse de la mesa, se dirige a su despacho, allí no nos pemite que te toquemos nada, es super ordenado y, si cambiamos algo de sitio, ¡uh! se da cuenta... ese es, como dice él, su territorio, allí es donde lee y hace sus cosas.

Sale de su cuarto y nos trae un libro enorme, tiene estrellas dibujadas, y fotos del cielo, pienso que es el libro que esconde el secreto de cómo "cazar" a la luna. Estoy nervioso, miro por la ventana, miro la hora, no tengo solución aun...

- Claudia, ¿Con qué postre nos vas a deleitar hoy?

- Mirad...

Y nos enseña un Browie maravilloso, los de la Abuela son los mejores del mundo.
Salivo al verlo y al pensar que es, ni más ni menos, para mí...
MMMMMM
- Abuela... eres la mejor del mundo.
- ¡Anda pelota!, no digas chalauras y pásame el cuchillo.
Yo, le paso el cuchillo sonriente y le vuelvo a repetir, pero esta vez con un abrazo.
- Abuela... eres la mejor del mundo.
Resulta que el libro del abuelo, tenía fotos de telescópios, cielos estrellados, y ahí fue cuando me explicó que la luna no se podía cazar...
- Vamos a ver Daniel, la luna es como un planeta, pero más pequeño y que da vuelas alrededor de la tierra, no se la puede atrapar, ella es libre... por eso ni montándote encima de un millón de escaleras podrías tocarla, ni rozarla, está muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy lejos.
Se me saltaron las lágrimas, jamás la vería sonreir, no podría cumplir su deseo.
- Claudia... mujer... dile algo al pobre muchacho.
- Bichillo... ¿por qué no usas la imaginación?... si tú quieres tooodo es posible... anda ven canijillo, acurrúcate aquí, no te preocupes que la solución está en la imaginación... claro.... no lees... casi no la tienes.
- ¡Abuela! yo leo todas las noches.
- Daniel, con todo el respeto, leer siempre el mismo libro, no es leer... debes leer otros cuentos, no solo el del flautista de hamelín.
- Pero es mi favorito.
- Daniel, los hay más bonitos, además ¿Cómo que es tu favorito si es el único que has leido?.
Empiezo a llorar, no puedo parar, hasta que... el Abuelo... el Abuelo llega con la solución.
- Dime Daniel... deja de llorar antes, y dime de qué color es la luna
...Continuará..

2 comentarios:

Cathy Pazos dijo...

Hay no puesss, como que continuará...???

Estaré al pendiente.

Besitos

:D

*Sechat* dijo...

Muy buena pinta la verdad... Esto va por buen camino. Seguro que potencia su imaginación y consigue "capturarla" para siempre en su mente.