viernes, 13 de febrero de 2009

La Luna (Parte VIII)


Sin ganas de ir al cole, pero con ganas de una fiesta como Dios manda, he de desayunar rápido y bien, los dientes, las prisas de mi madre... ¡Al cole! Pero quiero dos trenzas... Mamá ha entrado en cólera cuando se lo he propuesto...

- ¡Sandra! ¿estás loca? Nena que ¡no! no puede ser, te has quedado demasiado tiempo remoloneando en la cama... claro, sin ganas de ir al cole... mirala qué rápidito se ha levantado cuando le he dicho que de fiesta nada... ¡pues no hay hoy trenzas! mañana... mañana sí, hoy no... vas a perder el autobús Nena... ¡vamos!... como lo pierdas mañana no hay fiesta tampoco.

- Vamos Mamá, que no quiero perder el autobús, no me distraigas más...

- Y encima.... ¡vamos!

Mamá está nerviosa, y muy rechistona, cosas de madres... será.

En el colegio, desde mi pupitre puedo ver a Daniel y para chincharlo, que me encanta, le tiro trozos de papel... siempre me pilla la Seño y me castiga, pero a mí no me importa, hasta que llamen a Mamá... me encanta chinchar a Daniel y pienso que a él también.

En el recreo les he dicho a la pandilla que mañana es mi cumple y que tenemos una fiesta con chuches en mi casa... y también se lo e dicho a Daniel.

Se ha puesto como un tomate. Y, muy importante me dice;

- Sandra ¿qué quieres que te regale por tu cumple?

Nunca me han preguntado algo así, y como por las noches me da susto dormir sin una luz, le he pedido la luna, y así no tener miedo por las noches.

Lo malo es que se ha quedado muy pensativo ¿qué le pasará?

Continuará... ya queeda poco

No hay comentarios: