domingo, 6 de septiembre de 2009

Estas vacaciones son diferentes


He querido empezar así puesto que es así, no hay nada más cercano a la realidad que decir que mis vacaciones son diferentes.

Este verano, no he tenido vacaciones de trabajo... ha sido todo muy especial, este ha sido mi primer verano fuera de casa, un periodo en el que me debo acostumbrar a vivir sin mamá en casa, sin papá... ahora vivimos mi marido y yo, y diré una cosa... la vida es maravillosa cuando es compartida con alguien como él.

El verano empiezaco un viaje a Nueva York de luna de miel. Tan confusa iba por los recientes acontecimientos, que no estaba aun lista para asimilar la nueva situación, iba volando borracha aun por la magia de la boda, tan bonita, tan llena de puntos y detalles que la hicieron aun más especial para mí, estaba la gente que me quiere, y a la que yo quiero.

La estancia allí genial, con problemas con la comida al principio, pero solucionado todo, a medida en que nos acostumbramos a la ciudad... maravillosa, llena de contrastes. Y muy ilusionante por todo lo que el viaje engobaba.

La llegada fue muy deseada por mí, tenía curiosidad por saber qué tal iba a ser mi vida aquí, en mi nuevo hogar, quería estar aquí, como es normal. desde entonces han ido sucediéndose miles de descubrimientos tanto de mi esencia, como de la de mi ahora marido. Estoy conociendo una tranquuilidad... que me encanta, ¡ay! estoy descubriendo tantas cosas maravillosas, que me da incluso miedo que llegue el día en que todo esté descubierto.

Aun estamos viviendo esa luna de miel. Aun estamos de vacaciones y creo que las vacaciones durarán mucho tiempo, al menos así lo espero.

4 comentarios:

*Sechat* dijo...

Vacaciones en el día a día con la persona que se ama. Seguro que perduran en la memoria por mucho tiempo. Un abrazo.

Carlos dijo...

Que bonito y que suerte poder vivir de esa manera.

Un lujo pensar que se está de luna de miel siempre ¿no?

Me alegro mucho.

Malvi dijo...

Pues sí, es una suerte que no todo el mundo tiene y me impone mucho perderlo, así que lo único que se puede hacer es luchar día a día por ello. No sólo aporto yo, hacemos los dos que todos los días valgan la pena. Estoy super enamorada, y en estos momentos, él es lo más importante.

Qué bonito verdad?

besos

Emma Grandes dijo...

Enhorabuena, Malvi! Es todo un lujo poder estar con la persona a la que quieres y disfrutar de cada día como si fuera único, siempre lleno de magia y de ilusión.

Te seguiré desde mi mirilla!
Un abrazo :)