miércoles, 1 de septiembre de 2010

Pupila de Águila

Este libro, lo recomendaron cuando yo tan sólo tenía 14 años, así que es de imaginar el impacto que me dió.


Estaba acostumbrada a lectura muy normalilla, sin palabrotas, todas ingenuas. Me sacaba los libros de la biblioteca los viernes por la mañana en el colegio y me los leia en el fin de semana, estaba muy bien, porque me incitaba a seguir leyendo y leia. Me gustaba leer.


En el colegio nos mandaron leer un libro "Pupila de águila", me daba pereza leerlo, mucha, porque al princioio me parecía muy aburrido y nada, que le habia tomado manía. Mi padre me lo iba fotocopiando, y yo lo iba amontonando.


Cuando ya no tuve más remedio, es decir, el fin de semana antes, me puse a leerlo... vaya con la sorpresa que me encontré, el día en que lo terminé, podía asegurar que ese sería el libro más chulo que me había leido hasta el momento... sí... había leido bastante poco...sí


Lo escribió Alfredo Gómez Cerdá, un hombre bastante campechano y muy simpático, lo sé porque vino al colegio a firmal los libros... ya ve, después de habermelo leido, depués de que me encantara... ya conocer al autor era fantástico. Y lo conocí, aunque hoy día le hubiera preguntado muchas más cosas.


Entonces, Alfredo nació en casa de su abuela en Madrid en 1951. Dejó de estudiar en bachillerato, y sabí que le apasionaba escribir. Por ello escribió algunas obras de teatro e incluso las interpretó. también ayudó a montar otras tantas... fue un hombvre que humildemente fue escalando, y un dia, a los 28 años con un hijo en su vida empezó a escribir novelas infantiles y ganó un premio literario, a partir de entonces no paró de escribir... entre todos los libros que ha escrito, unos para niños, otros para mayores... de diferentes estilos formas de narrar.. etc.. etc.. encuentro "Pupila de águila".


Reseña del libro: Martina convalece en un hospital cuando una noche ingresa en el mismo centro Igor, un joven que ha intentado suicidarse. La visión del frustrado suicida estremece a Martina, que está obsesionada por descubrir pistas de su hermano muerto, al parecer, en circunstancias análogas. El encuentro de los dos jóvenes será el comienzo de una serie de hallazgos muy poco confortantes. Pero igualmente tiene un final feliz.


El libro está muy bien para la edad en que lo leí, porque el lenguaje utilizado era para personas adultas, por vez primera leia que alguien fumaba porros, cuando para mí era algo horrible, también escribe algunas palabrotas y eso yo lo leía y casi me turbaba, con lo pava que era (bueno... y sigo siendo en algun sentido).
No hay enseñanza estricta en el libro, más bien casi te hace madurar dicendo "¡eh, tú, ya no eres una niña!"
Nota: El libro que me leí en su día eran fotocopias, que como es normal perdí o mi madre tiró, más tarde, cuando me hice "mayor" (harán dos años) lo encontré en una librería y sin pensarlo lo compré... es uno de los libros que no pueden faltar en mi librería, significa mucho para mí

No hay comentarios: