viernes, 1 de octubre de 2010

Hoy es de esos días

Hoy ha sido uno de esos días en que solo piensas en acostarte DESDE QUE TE LEVANTAS. Pero luego llega la tarde y duermes un ratillo involuntariamente para que tu abuela te despierte preguntando miles de cosas como por ejemplo "¿Estás borracha?" ahí la colgué y luego volvió a llamarme.

Por aquí se comenta que dormida hablo mucho y que dormida soy muy borde. El pobre de mi marido... la de broncas que se ha llevado mientras duermo.... Pero yo no me entero de nada. Así que es como si nada. Luego lo comentamos y me rio... ¿qué voy a hacer?.

La cosa no es esa. La cosa es que he llevado mi cochecillo a pasar la ITV y en la mitad del proceso, cuando ya estabamos casi terminando y y ya estaba salivando pensando en la comida que me estaba esperando en la casa de mi madre (una pata de cordero al horno, mmmmmmmmmmmmmmmmmm) (eran las 15:30) y además ya estaba pensando en mi cama de soltera para dormir la siesta.....

En ese momento se me va la batería, sí... así, de buenas a primeras, mi coche se siente móvil y termina su batería.

Así que una de las preguntas que, aunque nunca me las había hecho, algun día me haría, ¿las baterias de los coches son eternas? Pues NO... NO son eternas  y a los cinco años de coche puede que se te apague, y no sólo que se te apague, no, no sólo eso... puede que se te apague en el peor momento, y será en medio de la ITV, por lo que no la pasas, sino la aplazas, así que tocará volver.

Aunque para mí, lo peor ha sido no ir a casa de mi madre a comer con ella y mi padre, y mi siesta en mi cama de soltera... Que hoy ya, han pasado página, mi cuarto lo han deshecho para montar otro. Mi cuarto de toda mi vida... ¡a la basura! Qué lástima. Aunque tenían al menos 30 años esos muebles.

Ellos ya han pasado página, muchas veces pienso que ya va siendo hora de que yo lo haga. Y no es ignorarlos, sino centrarme en lo que me tengo que centrar. Mi casa, mi marido y mi propia vida... dejarme ya de tanta chalaura.

8 comentarios:

Kikas dijo...

Siempre puedes echar la siesta en el asiento de atrás del coche.
Cosas peores se han visto
Para ello no necesitas batería

Malvi dijo...

Ya ve, ya me lo dijo mi marido "Échate detrás y duermete un poquillo" Pero no... me daba demasiada vergüenza. Así que esperé a llegar a la casa y ahí me quedé.

Ósculos

Kikas dijo...

Claro, y además te quejarías de que tenías hambre
¡Pues a bueno se o dirías, jejeej!

Malvi dijo...

Pues sí que me quejé de que tenía hambre... menos mal que mi querido maridito trajo de la casa de su madre un gazpacho, en una botella... Para cenarnoslo... me lo bebí entero! jajajaja

Kikas dijo...

Siempre dándole al frasco
Luego te quejarás de la cirrosis

Zamarat dijo...

Pues sí que es mala suerte!!
A mi hace unos años se me pinchó una rueda justo el día que mi padre estaba de viaje y que a mí me dio por coger el coche. Lo que es pura casualidad!
Mis padres aún no han quitado mi habitación, aunque ahora se ha convertido en una especie de trastero. Yo voy casi todos los días a comer allí y la siesta en mi sofá "de soltera" no me la quita nadie. ¿Chaladura? De ninguna de las maneras!!

Malvi dijo...

Zamarat, vaya con la mala suerte que tuve!!

Mis padres quitaron justo ayer mi cuarto... ya no existe y creo que para mi padre ha sido un poco raro, mi cama "de soltera" ya tiene nueva dueña. Espero que mi hermana sueñe cn cosas bonitas ahí. Y ahora mi padre se pregunta dónde pondrá mis cartas, las que me siguen llegando allá! Es como si ya no tuviera mi sitio... ahora cae en la cuenta que mi sitio está aquí, en mi casa que no es la suya... Es duro para mi padre, ¡bueno! y para mi madre... jajaja. Pero las cosas son así.

Un beso y gracias por tus comentarios!

Malvi dijo...

ayyy Kikas... esque si no me lo bebía me daba algo... te digo que lo usé de almuerzo

osculos!