lunes, 10 de enero de 2011

La prisa y la experiencia

.


La prisa, por lo tanto, está en contradicción con la experiencia.



Hay una avidez intrínseca en la persona que vive deprisa, que nunca puede ser satisfecha: los ritmos intensos no permiten la integración de la experiencia y dejan inevitablemente un sentido de vacío y de frustración.



J. Tolja

6 comentarios:

Kikas dijo...

¡Hasta los que se creen listos dicen bobadas de vez en cuando!
(Que lo digio por miiiiii)
;-)

Malvi dijo...

jejejejjeje Menos mal que has dicho eso de que lo dices por tí.

De todas formas no me había dado por aludida... jejejjeje

;)

Kikas dijo...

En efecto, y haces bien...iba por el Tolja ese...
A propósito, que creias que me iba a olvidar...feliz entrada en la treintena, ¡so anciana!

Malvi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Malvi dijo...

Gracias kikas!!! Te has acordado!! Son treinta ya... ya mismo los cuarenta, porque los veinte no.

Hay que ver cómo han cambiado las cosas de un año a otro!! Aunque yo creo que son muchos años para tan poca mentalidad de adulta. Oye que me encuentro como una chavea! jejjejje (ese es el primer síntoma de vejez, porque lo dice mucho mi abuelo;))

Feliz cumpleaños para tí también(ojú qué lio me tienes montado)

Ósculos!

Malvi dijo...

Empezamos de nuevo con el tema!!! jejejjeje