miércoles, 2 de febrero de 2011

Sectores importantes... diferentes cuestiones... diferentes prioridades... total desorden social... un rollo completo!

Hoy, sin haberlo planeado, he ido a cenar a casa de mi madre... Siempre que voy es como una fiesta. Cambian mucho las cosas cuando estás y no estás. Para mejor. Nuestra relación es completamente diferente, al menos entre mi padre y yo. Y eso me gusta. Me gusta mi vida en estos momentos, llámalo independencia, llámalo buena vida de casada o llámalo como quieras, la cosa es que estoy genial.

Una vecina ha venido y ha ocupado con su charla la sobremesa de la cena, que por un lado me ha abombado la cabeza pero por otro lado me ha hecho pensar y si algo te toca la fibra sensible, no es cosa mala.

Nos ha hablado de la situación que está sufriendo su hijo que ha cambiado de centro educacional y se ha vuelto un mal hablado, muy violento y muy dificil de manejar. Una persona deficiente es muy dificil de manejar, donde va carece de vigilancia, pero sobra descaro y actos que no deberían suceder, como por ejemplo dejarlos sueltos por la calle para ir a comprar chucherías, niños muy grandes, pero niños al fin y al cabo, haciendo ojos ciegos a comportamientos muy lejos de ser decorosos y cercanos a la buena educación, sabiendo que son personas que no saben muy bien cómo controlar sus impulsos.

Pienso que en los centros de día de niños deficientes, debe existir un mínimo de decoro y un mínimo de esfuerzo porque estos niños sean personas buenas honestas y llenas de lo que deben estar, de bondad y de inocencia... Porque todos ellos son inocentes... Me gustaría que les enseñaran ideales, disciplina, normas de comportamiento... Pero si no se enseña en colegios de niños sanos... ¿qué vamos a esperar de colegios de niños con disminución psiquica?

Mucha gente que se dedica a su educación, los asiste en el colegio, en el centro donde estén... son de admirar, pero otras... otras que  no trabajan con vocación en uno de los trabajos más duros, no deberían estar ahí.

Tenemos la experiencia en una familiar mia, muy cercana que sufre de discapacidad casi total, ella depende de alguien casi para todo, menos andar. Para todo lo demás... pues no puede estar sola. Estuvo hace muchos años en un colegio que se la llevó de excursión y volvió descalza y con el pie en carne viva, de haber estado todo el tiempo descalza. Días con moratones, sustos, malas noches... fruto del colegio...

Pienso en esas madres que velan por sus hijos necesitados, y se me encoje el alma, por lo solas que deben sentirse. Educar a un hijo así es duro. Pero más duro es no poder difrutar de los momentos de libertad sin ellos porque no te fias del personal, de lo que le peueda ocurrir o de que te puedan mentir. Da miedo pensar en todo eso.

¿por qué no hay más centros con gente cualificada en estas personas? ¿por qué no hay sitios bonitos y agradables para estas personas? ¿por qué somos capaces de manifestarnos por cosas vanales (como el botellón) y algo tan solidario, tan humanitario y tan importante socialmente no se considera? ¿por qué estamos tan atrasados en lo social? ¿por qué hay tan poco trabajo para gente que quiere trabajar en el campo social, cuando es algo tan importante y hay tanto por hacer? ¿por qué no hay dinero para estas cosas importantes, para la investigación, tan importante para el progreso y cuando digo progreso digo soluciones para la calidad y esperanza de vida de todos? ¿por qué pensamos en el progreso como un trámite futurista y no como una búsqueda de solcuiones para salvar vidas? ¿por qué somos así?

Lo más relevante ¿si todos queremos que todo esté bien? ¿por qué no está bien? ¿por qué es una mierda todo?

En fin, estas cosas me pregunto, y creo que carecen de respuesta y solución. Si un político (tiene tela que tenga esperanza en los políticos y no en el buen corazón de la gente, demuestra quién parte aquí el bacalao) tuviera en cuenta este tipo de cosas;

Invirtiera en salvar vidas y no en destruirlas con bombas y guerras aterrorizando a niños y mayores.

Pensara en el sector de la sociedad más ignorado, tuviera en cuenta al sector de los discapacitados psíquicos y físicos jóvenes y dependientes completamente de alguien a su lado y diera algún tipo de solución, creara centros especializados dotados con gente cualificada y vocacional de este trabajo... si usara una de las grandes planadas para hacer un gran centro especializado, bonito y agradable y nno un montón de pisos de precios desorbitados y que muy poca gente puede comprar...

Sería fenomanal...


Pero hay otras preocupaciones...

7 comentarios:

Kikas dijo...

Es un tema de responsabilidad ante el trabajo bien hecho
Hace cuarenta años, el cartero rural era alguien que lloviese, nevase o nevase mucho, hacia lo posible y lo imposible por dejarte una simple carta.
Los valores de la sociedad han cambiado y hoy, en cualquier trabajo, la gente piensa en sus derechos mucho más que en sus deberes (A lo mejor en una proporción cien a uno), y lo veo cuando intento contratar a gente recien salida de la Universidad. Créeme que alucino con lo que me preguntan.
No sé por qué en estos centros noiba a ser igual que en el resto de la sociedad
Y si no, recuerda a tus compañeras limpiadoras con el tema de tus ratas. A ellas les pagan por limpiar...a ti no
Tu limpiaste...y ellas no
Pero no se te ocurra quitarles el cuarto de hora del cigarro

Malvi dijo...

Completamente de acuerdo. Es un tanto vergonzoso y decepcionante.

Lo de las limpiadoras... ofú aquello aun lo recuerdo, qué asco la papa de rata, pero ahora el cigarrito se lo fiman, lo más llamativo que se lo fuman escondidas, como si estuvieran drogándose o algo así, como está prohibido en el hospital... en fin. Es una triste guasa todo...

¿qué cosas te preguntan?

besos!

Kikas dijo...

La primera pregunta, en vez de lo que sea acerca del trabajo, es qué horario, si hay jornada intensiva y si los viernes nos vamos al mediodía invariablemente
Luego acerca de los periodos de vacaciones
Y no es broma
Es la generación que se lo han dado todo hecho y aterrizar en el mundo real les cuesta

Malvi dijo...

y tu no te ries en sus caras? Resulta que a mi me dio cosa decirle a mi jefa que me casaba...

De todas formas hay algunos jefes que pecan de listos. Porque en el primer trabajo que tuve mi jefe se quedó mudo en lo referente a tener vacaciones... porque como esas cosas no se preguntan... pues yo no pregunté, bien es verdad que iba tranquilita, buenos desayunos... paradas en sitios bonitos para desayunar (recogida de muestras por muchos pueblos de Malaga) en fin... Pero el tio cerró la boca... Menos mal que mis compis me preguntaron y LE preguntaron. Él se hizo el loco y además más tarde demostró que no quería que las disfrutara. Si no lo hubeiera hecho las hubiera cobrado... jejjeje Pero las disfruté, necesitaba esas vacaciones. Porque aunque iba despacito... estar en carretera todos los dias, perdiéndome muchos de ellos, con lluvia y el carnet casi reciente reciente....

estaba ya hartita... jejejjeje

¿tu les respondes?

Kikas dijo...

Por supuesto nunca me río en sus caras y por supuesto siempre respondo.
Las respuestas suelen ser compuestas. Respondo a lo que me preguntan y les intento hacer ver que al inicio de sus vidas laborales, hay cosas bastante más importantes por las que no se han interesado. Les listo unas cuantas y les pregunto si todo eso lo tienen claro
En fin, ninguno somos perfecto. Mi padre siempre me dice que ellos sí que trabajaban y es posible que fuera así. Lo que tengo claro es que cuando empecé me comía el mundo...y ahora, como los nuevos no se lo comen...me lo sigo comiendo yo
;-)

Malvi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Malvi dijo...

Eso está bien... lo malo es cuando te jubiles... no te vayas a aburrir por no haber mundo que comer! jjejejjeej

De todas formas... tu trabajo debe ser divertido siempre viajando y viajando... aunque un poco... "dejadme estar en casa al menos un mes seguido!" jejejje no sé, todo tiene sus dos caras.

Pero pienso que no hay que generalizar, hay gente que tiene vocación por su trabajo y, también, hay gente que trabaja sin vocación, sólo por ganar dinero...

E insisto en que a uno le debe gustar su trabajo, leñe! que son muchas horas para estar amargada ahí encima. Un término medio, ni hasta la coronilla, ni viva la pepa... sobre todo porque "viva la pepa"... no existe.

El tema es que no hay responsabilidad, que la gente incoherente duerme muy tranquila en sus casa a sabiendas de que no hacen bien su trabajo.

o no?

y luego dices algo... y te miran como si estuvieras loca, dices que por qué no limpian el congelador de las ratas... y (uigg!)dicen que no les da la gana... las noches las pasaron sin apuros ni una de ellas... hay que ver! (se me habia olvidado a mi eso de papa de rata)

un beso!