viernes, 29 de julio de 2011

Cuando al pasado le pongo cara

Añadir leyenda
Aquella imagen, aquellos momentos, aquella amistad quedó en el pasado.


Y hablamos de pasado como si tal cosa, pero el pasado puede llegar a ser tan poderoso como un veneno. Puede hacer que cambiemos de forma de ser, puede condicionarnos la vida haciendo que un determinado momento actual pase inadvertido porque el pasado ha vuelto a llegar, se ha presentado sin más y no está dispuesto a salir de ahí.
Por mucho que quieras y que intentes desalojar los recuerdos, al amistad, los buenos ratos y las risas... por mucho que te convenzas de que aquello es pasado y pasado está, no puedes hacer que eso desaparezca... porque cerca o lejos, estar está.
Y sigue ahí... como un fantasma que vuelve de vez en cuando a tus noches oscuras, para recordarte que un dia algo pasó, fuera o no fuera importante a simple vista, para tí sí que lo fue.
Y vuelves a pensar... ¿qué pasó en esta historia? ¿Porqué tuvo que acabar así? ¿Por qué tuvo que acabar?

2 comentarios:

Kikas dijo...

Porque la vida es mucho más complicada de lo que creemos
Y no podemos controlar todos sus aspectos

Malvi dijo...

Desde luego que no... Pero bueno. DA PENA!