miércoles, 7 de enero de 2009

Como la vida misma


Una tras otra, las flores se fueron marchitando

Y yo no podía hacer nada, salvo mirar y aceptar

- Son cosas de la vida, empezar y terminar- me decía una y otra vez, viendo cómo cada una de ellas se despedían de mí y me decían que no me preocupara, al bajar al suelo servirían de sustento para mi alimentación, pero yo no podía parar de llorar, este año ha sido el que más flores me ha dado, y el que más pronto me las ha quitado, el frio, el frio... Son ciclos ¿verdad?

Creo que el año que viene floraré antes, por eso que llaman el Cambio climático.

Es curioso, puesto que nadie nos ha preguntado a nosotros los árboles si nos va bien o mal, este nuevo invento, digo yo, porque estamos viendo que nuestras vidas van cambiando día por día.

Si por mí fuera ni cambio ni nada, porque es un trastoque en nuestros ciclos, tenemos una vida, que debemos cumplir, unos ciclos ancestralmente diseñados, tenemos una altura predefinida por nuestros antepasado de antepasados, una alimentación diseñada por los mismo y qué decir de los animales que por alguna razón se cobijan en nosotros... ellos también sufren.

Tenemos flores antes, las abejas, las pobres, cada vez más vienen quejándose del polen tempranero, ellas aun tienen frio, pero habrá que cosechar, y qué os cuento de los pájaros que anidan, o es muy pronto o el árbol ya está lleno de inquilinos

Sea como sea... esto del cambio climático es un rollo

Firmado:

Un árbol centenario al que como sigan las cosas así, le quedan los días contados

10 comentarios:

Merlina dijo...

vaya!
increíble!
no me habia tocado leer algo así
me gustó bastante :)

hola
me llamo Andrea y tú?

*Sechat* dijo...

Un relato-protesta me uno a tu reclamación de atención sobre el desastre natural provocado por la mano del hombre. Un saludo y ¡Feliz Año!

Malvi dijo...

Muchas gracias a las dos... Me gusta que os gusten mis relatillos

Feliz año a las dos..

Por cierto; Me llamo María

besos

María:)

Cathy Pazos dijo...

Lindo, lindo, lindo.
Me ha gustado mucho.

Besos guapetona...

;D

lcvr dijo...

yo comparto la idea con el arbol, sobre el cambio climatico, y no solo a el no le pidieron su opinion hay muchos de nostros que aun queremos a nuestro mundo, como para que otros se dedican a estarlo destruyendo y efectando a todo, especialmente a cada una de las maravillas de la naturaleza.

:) felicidades por el relato!

Virginia Vadillo dijo...

Muy original! No lo había visto con esos ojos de árbol...
Enhorabuena!

Carlos dijo...

Cuanto no habrá visto ese árbol desde la copa de sus años!
Vientos,rayos,truenos,frío,granizo,lluvia,plagas,fuegos,contaminación,etc etc... Y en apenas tiempo en que el ser humano toma conciencia ecológica queremos decirle como hay que cuidar al mundo. Cuando el mundo con o sin nosotros se sabe cuidar solo.
Un gran relato María,y buenas fechas estas de principio de año, ya que funcionamos en esta base :) para realmente (ufff que dificil cuando dan un 0´7% para la ayuda humana) poner en marcha tan buenas ideas que ya existen pero carentes de medios.
Un abrazo y muy felíz año!!

Gabriel B. dijo...

Hola soy del Cuentacuentos, Gabriel, y me paso para leer tu relato.
Siempre resulta interesante darle voz a los animales o, como en tu cuento, a un árbol.

Saludos.

(Ah, leí tu post posterior; lo que son las cosas, allí con mucho frío y aquí con mucho calor; pero cuál será el clima de la web ;) Bye.

Sara dijo...

jajaa el final es buenísimo!! una crítica divertida y seria a la vez.

Un saludo

Malvi dijo...

Muchisimas gracia sr vuestos comentarios... Me gusta mucho que os guste lo que escribo, porque aunque un blog lo hace una para sí, si lo leen y encima gusta es mucho mejor, es una liciente genial para seguir escribiendo

muchas gracias