viernes, 16 de julio de 2010

Yo también lo viví así... y no tengo ni mijita de trauma!

Está escrito por una profesora de musica en un instituto publico






CONTRA LA TONTUNA LINGÜÍSTICA, UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA



Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 48 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y dela propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña". Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba "El Parvulito", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.



En EGB estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos "tracas" o "matracas") Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física. En 8º de EGB, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te suspendían.



En BUP, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia de España (en 1º), Latín y Literatura (en 2º) y Filosofía (en 3º y en COU). Todavía me acuerdo de las declinaciones (la 1ª.: rosa, rosa, rosa, rosae, rosae, rosa en el singular; -ae, -ae, -as, -arum, -is, -is, en el plural; la segunda;-us, -e, -um, -i, -o, -o, en el singular; -i, -i -os, -orum, -is, -is, en el plural; no sigo que os aburro), de los verbos (poto, potas, potare, potabi, potatum, el verbo beber), de algunas traducciones ("lupus et agni in fluvi ripa aqua potaban; superior erat lupus longeque agni": el lobo y elcordero bebían agua en el río; el lobo estaba arriba, lejos del cordero; "mihi amiticia cum domino erat": yo era amigo del señor).



Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda...



Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice "Presidente" y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe elcargo.



Y... vamos con la Gramática.



En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "el ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte".



Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.



De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", o "residenta”.



Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).



No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales).



Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

9 comentarios:

Kikas dijo...

Y en el cole, había un sicólogo que nadie sabía muy bien qué hacía (En realidad creo que él tampoco), y tuvimos una infancia y adolescencia normal(perdón, Infancio y adolescencio, que soy hombre)
Demasiado listo que vive de muchos más tontos...entre los que estamos usted y yo
Siento aguarle el día, señorita, pero usted tambien entra en ese grupo mientras no me demuestre lo contrario
;-)

Perikiyo dijo...

Lo que pasa es que, además del francés, el inglés o el portugués, existe un nuevo idioma: el "politiqués"

Parece que un político no queda bien, de cara a la galería, si no dice amigos y amigas, ciudadanos y ciudadanas, miembros y miembras... en fin.

Saludos.

Malvi dijo...

Cierto kikas!! en mi colegio había un psicólogo, y me preguntaba qué haría todos los días... y creo que çel también jejejjeje

buenísimo lo de los masculinos y femeninos, es algo que se me escapa, ¿qué problema hay en que una palabra masculina se pueda usar tanto para el género femenino y masculino? eso lia a cualquiera, eso liaría a todos los niños, sólo tienen que fijarse en el artículo que precede al nombre, yo me acuerdo también de las declinaciones (rosa rosa rosam rosae rosae rosa la priemra declinación) y no tengo trauma ninguno.

Por el conejo Lacito que se escapó y murió violentamente sí, ¿ves? pero nada que ver con los estudios, eso son vivencias.

No me pasó nada por leer "el sí de las Niñas" una obra de teatro preciosa y muy interesante de Moratín ambientada en como yo digo una época en blanco y negro, se plantea un problema cotidiano y se resuelve. Me encantó.

AHora si se empiezan a simplificar las cosas, empiezan a aprobar al que no trabaja, empiezan a cambiar las cosas de siempre... cosas que no han hecho daño a nadie... ¿a dónde vamos? me pregunto yo

Perikiyo, pienso que es muy triste que al final todo se vea reducido a pura política... si es así, y se pone la política por encima de unos principios, de una educación, de un saber estar de la población española... vamos bien... vamo bien...

Kikas dijo...

Pues nos vamos.....a la playa
Y de eso se aprovecha tanto golfo de guardia en vacaciones
Todos sabemos que los incompetentes están aterrrados con que, en un descuido, alguien les mueva la silla

Malvi dijo...

uffff... Pero nadie les mueve la silla casi nunca, así no se descscubren, así están las cosas como están

Vamos a la playa... jejjeje

Kikas dijo...

Lo que no sabes es que en las Administraciones, en casi todas, no les gustan los vaivenes, y el mobiliario es para barcos
Así es muy complicado mover la silla, la mesa, la lámpara....

Malvi dijo...

Total... un rollo!

Kikas dijo...

No, un rollo no. Rollo es otra cosa
Unos anclajes al suelo
;-)

Malvi dijo...

Esque pensar que eso se da de verdad en este mundo... m eparece de vergüenza ¿a que si?

un saludo